Adviento y Navidad

Adviento y Navidad

Canta de júbilo y alégrate, oh hija de Sión; porque he aquí, vengo, y habitaré en medio de ti —declara el SEÑOR.
Zacarías 2:10 (LBLA)

 

Durante esta temporada de adviento (el tiempo entre el primer domingo de diciembre hasta navidad) contemplamos la venida de nuestro salvador primero como bebé en un pesebre y su segunda venida como rey conquistador.

 

Entonces, ¿qué es adviento?

Adviento significa “venida” y describe la venida de nuestro Señor Jesús. El nacimiento de Jesús fue profetizada a través de varias profecías en el antiguo testamento. Pero estas no son las únicas profecías de la venida de Jesús. También ahí profecías que hablan de su segunda venida como rey conquistador.

En este tiempo de adviento contemplamos la primera venida de Jesús como bebe. Notamos las profecías porque estas fueron completas con el nacimiento de Jesús en un pesebre. También contemplamos la segunda venida, porque si Dios cumplió su primera promesa de mandar un salvador para toda la humanidad, también va a cumplir su segunda promesa de regresar por su iglesia. Él ha prometido no abandonarnos y cumplirá su promesa.

 

La Navidad

El tiempo de navidad es una bendición para nosotros, porque nos hace meditar en la venida de Jesús. Sin el calendario, yo sospecho, que fuera raro que regresáramos a leer la historia de la natividad. Es necesario recordar que Jesús nació igual a nosotros. Él vivió y tuvo necesidades igual como las de nosotros. Su madre, lo tuvo que alimentar de su seno y cambiar su pañal. Su padre terrenal, José, lo tuvo que instruir en la Tora. Nuestro Señor Jesús conoció todas nuestras necesidades porque el las vivió.

También en navidad nos recordamos que el regalo mas grande del mundo se nos a sido dado por medio de la persona de Jesús. El perdón de nuestros pecados. Si no tenemos la navidad no tenemos, no tenemos la Pascua de Resurrección. No quiero que me mal entiendan. Si alguien no quiere celebrar la navidad, yo no lo condeno, pero a la misma vez, nosotros entendemos que, sin la navidad, sin la venida del bebe Jesús, no existe la muerte de Él en la cruz por el perdón de nuestros pecados. En las palabras de San Agustín de hipopótamo, “¡Despierta, humanidad! Por tu bien, Dios se ha convertido en un hombre. Despierta, tú que duermes, levántate de entre los muertos, y Cristo te iluminará. Te digo de nuevo: por tu bien, Dios se hizo hombre.”

Con esto los déjelo con uno de mis favoritos himnos navideños, “Regocijad! Jesús nació”

Pin It on Pinterest